#lapalabradehoy: #chinchorro

#lapalabradehoy: #chinchorro

#Lasombradelahormiga

continua…

 #Lasombradelahormiga

Camino en la Gran Sabana.JPG
Caminos de la Gran Sabana By Bellido15

Enrique contemplando el AuyanTepuy 2010, Kamarata

Enrique se levantó al amanecer; le gustaba contemplar, sentado sobre aquel modesto taburete de madera, el valle de Kamarata iluminado por los rayos de sol mientras se tomaba su primer café. La silueta imponente de los tepuyes sobre la sabana le había seducido desde la primera vez que sobrevoló el valle con su vieja Cessna. Desde el cielo, los cerros, figuraban como enormes fortalezas amuralladas regias y ajenas al asedio de la jungla. Para él, existía una especie de armonía entre el color verde de la jungla y el color arcilloso de los caminos que el hombre había ido abriendo en su deseo de conquistar aquellas montañas sagradas. Habían pasado muchos años desde la primera vez que había contemplado aquel esplendido lugar. Muchas cosas habían cambiado desde entonces. Los nuevos e incontrolados caminos abiertos por los turistas con sus vehículos todoterreno herían la tranquilidad de la Gran Sabana, muchos pensaban que esto resquebrajaba el equilibrio de la naturaleza, dañando el suelo y el agua, y “tal vez era cierto”. Nuevas normas prohibían la circulación de este tipo de vehículos hasta que las zonas afectadas recobrasen su estado salvaje. Sin embargo, contradictoriamente, las autoridades no dudaban en permitir la deforestación de la selva en busca de oro y diamantes. Los indios conocían bien las tropelías burocráticas, consintiendo excesos de unos y dificultando el trabajo de otros, todo en proporción a la integridad y seriedad profesional del funcionario competente.

– “…Sólo me falta que prohíban transportar turistas en avioneta – pensaba – Aunque no me extrañaría dada la cantidad de circulación aérea en época de temporada alta, docenas de avionetas y helicópteros sobrevolando el parque y aterrizando en las pequeñas pistas de tierra de Kavanayen, Kavac, Kamarata… Tal vez, comience a molestar tanto ruido. No quiero ni pensar como se pondrían los indios ahora que comienzan a prosperar con sus pequeños hoteles, su tiendas de recuerdos, sus guías…, espero que todo siga como hasta ahora…”

– ¡Buenos días! ¡Qué madrugador! – saludó Cristin interrumpiendo sus pensamientos.

– ¡Buenos días, preciosa! ¡Por fin conseguiste dormir! Estabas tan bonita dormida en tu chinchorro.

– No seas idiota, déjate de memeces.

– Es la verdad, te guste o no.

– ¿Qué hora es? – preguntó un tanto ansiosa por el día que le esperaba afrontar.

– Las seis y media. Buena hora para mi segundo café y uno bien cargado para ti – besándola en la mejilla – siéntate y disfruta del Auyan, hoy está magnifico, yo te traigo el café.

– Enrique, tengo…tengo algo que decirte – agarrándole de la mano para que no se fuera – ayer no te dije toda la verdad sobre el difunto.

– ¡Uhm! Tu contando mentiras… – frunciendo el ceño desconcertado.

– Más bien, ocultando cosas – contestó ella.

– Bien. Siéntate y relájate, te veo un poco tensa; traigo los cafés y hablamos de esas cosas tan terribles que te preocupan.

– No te burles, porque te quedas con las ganas de saberlo.

– Tranquila – dándose cuenta de que no estaba el horno para bollos – dame un minuto y regreso con el café – repitió.

– Gracias.

Cristin, sentía un aprecio especial por aquel hombre, aunque a veces le sacaba de quicio con sus continuas bromas. Siempre de buen humor, al menos cuando estaban juntos. Ansiaba un alma más profunda, necesitaba alguien menos superficial, menos práctico, menos realista. En su interior, anhelaba alguien más soñador, un quijote noble que la elevase sobre el Auyan sin levantar el vuelo nada más que en su alocada imaginación.

Continuará…

#Lasombradelahormiga – By ©KavivaXarsu –  Todos los derechos reservados.

Nota:  capítulos anteriores en el menú principal: #Lasombradelahormiga

Anuncios

Un comentario en “#lapalabradehoy: #chinchorro

Deja un comentario. Nos gusta conocer tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s